• Homepage
  • >
  • Noticias
  • >
  • La sorpresa del jefe de la policía al ver quién era el joven agresor de un anciano

La sorpresa del jefe de la policía al ver quién era el joven agresor de un anciano

  • 4 Dias atras

El jefe de la policía estaba reunido con un representante de la comunidad sij cuando le dieron la noticia de que un anciano de ese grupo étnico había sido víctima de una brutal agresión: dos jóvenes lo golpearon, lo lanzaron al suelo, lo patearon y lo escupieron.

Poco después supo quién era uno de los agresores: su hijo de 18 años.

Un video de seguridad muestra cómo ocurrió todo: Sahib Singh Natt, de 71 años, camina por una acera del parque Greystone en la localidad de Manteca, poco más de una hora al este de San Francisco.

Los dos jóvenes se le acercan, parecen intercambiar palabras –Singh no habla inglés– y el anciano se desvía para continuar su camino. Pero vuelven a interceptarlo y en seguida uno de los dos muchachos le da una patada y lo lanza al suelo.

La policía investiga si la agresión cometida por Tyrone Keith McAllister, de 18 años, puede ser considerada un delito de odio bajo el Código Penal de California.

La policía investiga si la agresión cometida por Tyrone Keith McAllister, de 18 años, puede ser considerada un delito de odio bajo el Código Penal de California.

El mismo joven vuelve a tirarle otro golpe, esta vez a la mano con la que el anciano se sostiene para incorporarse. Pero no le da, el anciano logra ponerse de pie, hace un esfuerzo por defenderse y lo lanzan nuevamente al suelo con otra patada.

El agresor va por un costado, aparentemente lo escupe, se le acerca y hace algo con la mano, y los dos jóvenes se van dejándolo tendido en el suelo. Desaparecen brevemente por la izquierda de la imagen y el mismo que había cometido las agresiones regresa corriendo adonde yace el anciano, lo patea tres veces, lo escupe y se marcha.

El jefe de policía de la vecina ciudad de Union City, Darryl McAllister, y su esposa, ayudaron a que los agentes encontraran a su hijo Tyrone Keith McAllister, de 18 años, y al otro muchacho de 16 que aparece en el video. El anciano fue atendido en el hospital y ya está de vuelta en casa con su familia.

"Las palabras no alcanzan para describir cuán avergonzados, abatidos y lastimados nos sentimos ahora mismo mi esposa, mis hijas y yo", escribió el jefe de la policía en la cuenta de Facebook del Departamento. "A pesar de tener el deseo que cualquier padre tendría de querer proteger a su hijo, mi compromiso es (y siempre será) con la ley, y mi voto de integridad me guía a través de esta terrible disyuntiva".

Según el jefe McAllister, su hijo empezó a perder el camino hace dos años. Se distanció de la familia y de los amigos, empezó a vincularse con desconocidos y terminó metiéndose en problemas por delitos de robo que lo llevaron a pasar varios meses en el reformatorio. Por ese mismo delito fue tres meses a la cárcel, ya como adulto, y nunca regresó a casa después que lo liberaron.

"Mi familia está sacudida hasta el tuétano", dice otra parte del texto publicado en Facebook por el jefe McAllister. "No podemos comprender cómo uno de tres hijos criados por sus padres bajo el mismo techo, con las mismas reglas y los mismos valores puede irse tan lejos".

Momento en que aparentemente Tyrone Keith McAllister escupe al anciano sij Sahib Singh Natt, de 71 años, antes de dejarlo tendido en el suelo.

Momento en que aparentemente Tyrone Keith McAllister escupe al anciano sij Sahib Singh Natt, de 71 años, antes de dejarlo tendido en el suelo.

El caso es que, a los ojos del público, dice McAllister, "el padre del autor de este despreciable crimen es un jefe de policía, punto". Y termina asegurando que reza para que la comunidad, junto con su familia, pueda superarlo todo y salir más fortalecida.

Sahib Singh Natt, 71 años

Sahib Singh Natt, 71 años

La policía investiga si la agresión puede ser considerada un delito de odio bajo el Código Penal de California.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin
  • linkedin
Previa «
Proxima »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *