RITMO PARANA 105.1 FM
Image default

Las razones detrás de la decisión de Banxico de reducir la tasa de interés y la conveniencia de tomar un crédito en estos momentos

La tasa de interés en México se redujo por el Banco de México. (Foto: Cuartoscuro) (MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM/)

El banco central de México redujo los costos de endeudamiento un cuarto de punto por segundo mes consecutivo, con dos miembros que votaron por un recorte de medio punto más atrevido, después de que la inflación se desaceleró a su objetivo, la economía se estancó y Estados Unidos redujo las tasas de interés.

La junta, dirigida por el gobernador Alejandro Díaz de León, bajó la tasa de referencia al 7,75%, después de recortarla por primera vez en cinco años en agosto. La decisión fue pronosticada por 22 de los 25 economistas encuestados por Bloomberg. Dos proyectaron un mayor recorte de medio punto, y uno esperaba que la entidad monetaria mantuviera la tasa inalterada.

El banco central dijo que los riesgos para la economía siguen sesgados hacia un crecimiento más lento de lo esperado después de que México escapara por poco de la recesión en el primer semestre del año. Aun así, los responsables de la política monetaria dijeron que las perspectivas de inflación son difíciles de predecir. La junta estuvo a un paso de declarar un ciclo de relajación, al afirmar que se centrará en el impacto de la moneda en la inflación, la Reserva Federal, la holgura económica y las presiones de costos.

La decisión y el voto dividido “respaldan las expectativas de los formuladores de políticas para seguir reduciendo las tasas de interés”, dijo Felipe Hernández, economista de Bloomberg Economics. “Sin embargo, la persistente incertidumbre sobre los riesgos de inflación implica que la mayoría de la junta seguirá inclinada a recortes de solo 25 puntos básicos”.

La política monetaria sigue siendo restrictiva después del recorte del jueves, con la tasa de referencia no muy lejos de un máximo reciente de 10 años. Con más del 4%, México aún mantiene la segunda tasa de interés real más alta, es decir, los costos de endeudamiento menos la inflación, entre las economías más grandes del mundo, solo por detrás de Argentina afectada por la crisis. Los precios al consumidor subieron un 2,99% anual a principios de septiembre, el mínimo en tres años y justo por debajo del objetivo del 3% del banco central.

La semana pasada, la Fed bajó su tasa de interés principal por segunda vez este año. Los operadores de futuros esperan otro recorte de 25 puntos básicos en EE.UU. antes de fin de año. México se une a los bancos centrales de América Latina, desde Brasil hasta Chile, en la reducción de los costos de los préstamos.

Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México. (Foto: Cuartoscuro)
Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México. (Foto: Cuartoscuro) (© MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM/)

En su reunión de agosto, algunos miembros del banco central advirtieron sobre la debilidad de la confianza de los inversionistas en México. Uno destacó el impacto de la cancelación de un aeropuerto para Ciudad de México, la suspensión de sociedades privadas para la petrolera estatal Petróleos Mexicanos y una disputa con empresas de gasoductos.

Se pronostica que la economía de México crecerá 0,5% este año, el mínimo en una década, según la estimación mediana en una encuesta de Bloomberg.

Analistas de BNP Paribas a Goldman Sachs Group Inc. dijeron antes de la decisión que los responsables políticos podrían ser más agresivos y rebajar medio punto porcentual. No obstante, un factor de reciente preocupación para el banco central ha sido la inflación subyacente, que excluye los alimentos y la energía. Esta no ha bajado tanto como los precios generales y el banco central la destacó nuevamente en la declaración del jueves. Fue una de las razones por las que el vicegobernador Javier Guzmán disintió del recorte de agosto.

¿Es conveniente aprovechar y tomar un crédito de tasa variable ante dos bajas consecutivas en el precio del dinero?

No.

La respuesta de los especialistas ante la inquietud de los usuarios de la banca de tomar un crédito con tasa de interés variable en lugar de tasa fija para aprovechar los ajustes en el Banco de México es contundente.

La incertidumbre de que las tasas mantengan esa racha a la baja puede generar que un crédito eleve su valor desproporcionadamente.

El consejo es que los créditos hipotecarios y de automóvil se tomen en tasa fija, hasta que la reducción en la tasa sea una constante.

A nivel empresarial la recomendación es que si se toma una tasa variable, se utilice adicionalmente un instrumento financiero que cubra los riesgos de un incremento en el costo de la deuda.

Con información de Bloomberg

Relacionados

Alejandro “Búfalo” Ortíz: el boxeador que fue pirata del asfalto y Maravilla Martínez protagonizará su vida en una película

Ritmo

Efemérides del 27 de julio: qué pasó un día como hoy

Ritmo

Horacio Rodríguez Larreta dará una conferencia para anunciar el regreso a la “normalidad”

Ritmo